Ubicado a solo 120 kilómetros de Hermosillo y a 390 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, parte integral del Puerto Turístico de Guaymas. San Carlos lleno de contrastes y hermosos paisajes que motivan a quedarse, explorar, practicar la pesca, los deportes acuáticos y de montaña, el contacto con la naturaleza un poder curativo que solo se disfruta en San Carlos.

El Cerro Tetakawi un emblema de alto valor paisajístico para San Carlos, donde sobrevivieron los indios Yaquis y Seris; su mística silueta fortaleció el espíritu guerrero y el alma del indio nómada. Su nombre fue puesto por los Yaquis, el cual significa -Tetas de Cabra-.

El Delfinario Sonora es para el visitante un espectáculo turístico interactivo de primer nivel y también una oportunidad para ayudar a los pequeños con síndrome de Down, Parálisis cerebral y otras discapacidades.

El Cañon de las Barajitas se encuentra a tan solo 12 millas de Bahía San Carlos; es un espacio mágico y solitario ideal para la exploración, la aventura y el contacto con la naturaleza. Es un área virgen que alberga tres diferentes ecosistemas y al que solo puede se puede accesar por lancha, ferry o bote y ofrece actividades como kayak, la vela, buceo, snorkeling, la exploración de cuevas y la pesca en lancha o desde la playa.

En los meses de noviembre a marzo un espectáculo internacional es el arribo de la ballena gris, las cuales se acercan tanto a la costa y las embarcaciones que casi pueden tocarse; la presencia de estos mamíferos despierta mucho interés en todo el mundo, ya que se trata de un evento natural de gran trascendencia para el estudio de ciertas conductas biológicas, de las que depende la conservación de variadas especies.

actividades-acuaticas-en-san-carlos

La Playa de los Algodones, que toma su nombre por sus preciosas dunas de arena blanca que asemejan bolas de algodón; es ideal para bucear, pescar, usar jetskis, snorkelear, practicar windsurf, montar a caballo, nadar o jugar voleibol y fútbol, durante todo el año, ya que su temperatura promedio oscila entre los 31 grados centígrados en primavera, hasta los 18 grados centígrados en invierno.

Playa San Francisco, una de la más visitadas y extensas de la zona; su suave oleaje es perfecto para la convivencia familiar, los paseos en lancha, snorkel y kayaks.

La Playa Piedras Pintas nos ofrece la ausencia de infraestructura, un paraíso privado ideal para aquellos que buscan escaparse a la aventura y que disfrutan la práctica del buceo y snorkel.

La Isla San Pedro Nolasco se ubica a 45 minutos de la bahía. Considerada santuario de lobos marinos provenientes de California y miles de aves entre las que destacan el bobo café y el pelícano, es uno de los sitios predilectos de los que practican el buceo y snorkel.

El Estero del Soldado, en vías de ser considerado como Área Natural Protegida, se encuentra a menos de 10 Km. de San Carlos, tiene una superficie de 778 hectáreas divididas entre zonas de manglar, el cuerpo de agua y parte terrestre compuesta por dunas de arena y arbustos.

Cuando el sol se oculta, la diversión no termina, pues los bares y discotecas abren sus puertas para recibir a los paseantes que buscan un poco de vida nocturna.

Las Tiendas de Artesanías de Bahía San Carlos ofrecen una gran variedad de vajillas, muebles, joyería y demás obras de artes hechas a mano provenientes de todo México y Centroamérica.